Los 4 pasos de una sesión de Biodescodificación

Las sesiones de Biodescodificación se trabajan a través de encuentros individuales donde abordaremos un conflicto particular traído por el consultante. No es una terapia psicológica, sino más bien una herramienta para tomar consciencia de las creencias ocultas que nos generan conflictos. De esa forma, nos permitiremos cuestionarlas y transformarlas para salir adelante de la situación de conflicto y transformar nuestra realidad.

Las sesiones duran aproximadamente 50 minutos y pueden realizarse de forma presencial u online, y constan de 4 pasos:

 

PASO NÚMERO 1

Identificar cuáles son las situaciones de nuestras vidas que producen estrés. Siempre se empieza una sesión de biodescodificación desde un conflicto puntual y preciso. 

Todo conflicto humano SIEMPRE es UNO: Las creencias limitantes se oponen a nuestros deseos.

El trabajo de un biodescodificador es ser un detective emocional de los conflictos mentales y emocionales que producen síntomas o comportamientos disfuncionales al consultante. Su objetivo es acompañar al consultante a encontrar la creencia subconsciente, cambiarla y poner fin al conflicto.

 

PASO NÚMERO 2

Descubrir la escena dramática donde el estrés se presentó por última vez. Este paso tiene una pregunta puntual: “¿Cuándo fue la última vez que experimentaste el conflicto?”. La respuesta nos permite encontrar cuál es el ambiente emocional donde se gesta y por qué nos limita.

 

PASO NÚMERO 3

Se realiza un protocolo llamado “camino al inconsciente” y se trabaja en la transformación de la creencia limitante desde el perdón y la maestría. El objetivo es transformar esa creencia y todas las emociones ocultas que tienen a la mente subconsciente en conflicto y produciendo el síntoma.

Una vez que identificamos la sensación de miedo, la impotencia o el sufrimiento tenemos la posibilidad de cambiar ese relato interno. Las herramientas que usamos en este paso son la toma de conciencia de la conexión causa y efecto, la comprensión del conflicto desde la mirada del amor, el perdón, y la búsqueda del aprendizaje.

 

PASO NÚMERO 4

Acompañamos al consultante a indagar en las raíces psíquicas del conflicto que son las creencias programantes y las resonancias familiares. Así, entenderemos juntos el origen de sus limitaciones y las cambiaremos para siempre.